Regalos de empresa personalizados

Por qué su compañía/equipo debería tener regalos de empresa personalizados


Los regalos de empresa personalizados son una parte importante de la muestra de aprecio. Desde un punto de vista más industrial/corporativo, tienes un objetivo totalmente diferente al elegir un regalo personalizado para un cliente o empleado. Quieres decir gracias, pero tampoco quieres regalar todos tus beneficios. ¿Dónde está el punto medio?

Aquí hay algunas cuestiones a considerar para ayudarte a decidir el regalo de empresa correcto.

  1. Apreciación simple – La razón por la que estás dando un regalo en primer lugar. Tu negocio/equipo es tu sangre, sudor y lágrimas, pero no sucede sin la ayuda de tus empleados y tus clientes. Un regalo es sólo una pequeña (o gran) señal para recordarles lo mucho que se les aprecia.
  2. No dé un regalo que grite «llavero promocional de la marca«. Seamos honestos… eso es más bien un regalo para ti mismo, ¿tengo razón? Lo das con la esperanza de que lo lleven consigo todos los días y muestren al mundo tu logo trayendo más negocios. No hay nada de malo en dar un regalo que la gente usará y que tenga tu marca si lo haces correctamente. Hazlo sutil y a través del boca a boca se puede lograr el mismo efecto de referencia comercial. Tal vez incluso mejor.
  3. Haga una inversión en su gente – Ya sea que se trate de sus empleados o sus clientes, hacen una inversión en usted y su empresa todos los días. Haga lo mismo para ellos. Regalar es una forma sencilla de crear una relación positiva para demostrarles que son importantes. Recuérdeles por qué les gusta trabajar con/para usted. (¡Porque eres increíble!)
  4. Hay algunas situaciones en las que no hay reglas escritas… pero hay un reino de expectativas. Por ejemplo, en las bodas es costumbre dar un regalo de despedida agradeciendo a los asistentes por unirse a su día especial. No tienes que… es simplemente agradable y ya se ha hecho lo suficiente para que la gente tienda a esperarlo ahora. No seas visto como un tacaño o un tacaño. Aunque los regalos de los clientes y los empleados no son de ninguna manera un requisito, algunas personas pueden hacer suposiciones erróneas si los pasas por alto. Esto a su vez puede hacer que se sientan poco apreciados. Tómese un segundo para preguntar «¿Se espera un regalo?» y no se quedará con las manos vacías cuando llegue el momento.
  5. Una razón más para amarte – Trabajas duro para proporcionar un excelente ambiente de trabajo y buenas relaciones con los clientes. Saben en quién pueden confiar. Seguramente mostrar un poco de amor extra en forma de un regalo inesperado no puede hacer daño, ¿verdad? ¡Los puntos extra de brownie siempre son deseados!
  6. Por encima y más allá – A veces tu servicio excepcional es suficiente para mantener su atención, pero ¿qué convierte a un cliente satisfecho en un amante absoluto de tu marca? La respuesta siempre va más allá de lo que se espera. ¡Salir del status quo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *